4 tipos de mentores que necesitas en tu vida

Es arrogante pensar que no se necesita de nadie para formarse y llegar a ser quien quieres ser en la vida. Siempre en el camino hay alguien que te da la mano, que te guía o que te inspira. Es un hecho que casi todas las personas exitosas han tenido un mentor que los inspira a la grandeza. Sobre esto, Richard Branson dice:

Siempre que me preguntan cuál es el eslabón perdido entre un empresario prometedor y uno exitoso, ‘el mentor’ me viene a la mente.
— Richard Branson

Nunca se sabe cuando te vas a encontrar a un mentor; la vida se encarga de ponerlos en tu camino  y debes saber reconocerlos y aprovecharlos.

Hay tipos distintos de mentores, pero los 4 más comunes e importantes que se deben tener son:

El coach

Cuando se escoge un camino profesional, es bueno tener como coach a personas dentro de ese mismo área, sea mayores o más experimentados y sabios. Ellos te pueden guiar por los momentos difíciles y ayudar a ver las cosas y proyectos desde otra perspectiva. A la mayoría de ellos les gusta saber que están ‘devolviendo el favor’ y cuidando a alguien con potencial. 

El conector

Este es el tipo de mentores más difíciles de encontrar. Son aquellos cuyo impacto consiste en conectar a las personas. Usualmente, este tipo de mentores tienen mucha energía y les encanta las nuevas ideas. Pero lo mas importante de ellos es que tienen una amplia red de personas que los respetan en su área y por sus habilidades de ‘networking’ se relacionan con muchos tipos de personas con diferentes habilidades y experiencias. 

El animador

Este es el tipo de persona a quien puedes llamar cuando tienes una buena noticia de trabajo como una promoción, un proyecto nuevo o un éxito. Va a estar muy emocionado y te va a apoyar y animar. También es quien en caso de algún fracaso laboral o profesional te va a aconsejar y procurar que no te desanimes para seguir persiguiendo tus sueños. 

El desafiador

Este estilo de mentor no es la persona más dulce que conocerás, ya que es quien te mira las cosas sin pelos en la lengua, aún cuando te pongan incómodo. Son las personas que te dirán cuando una idea tuya es mala o cuando estás haciendo las cosas de una manera que no debe ser; las personas que llamarás luego de hablar con el mentor animador y te dirán el porqué alguna idea no funcionará al menos de que hagas X o Y. Generalmente, estos mentores no tienen mucho tiempo disponible, por lo que te dirán las cosas rápidamente y sin mucha elaboración. 

Tener un mentor puede hacer toda la diferencia en la vida profesional, así que hay que estar abiertos a recibir sus aportes y también recordar, una vez alcanzados tus sueños, que hay que devolver ese favor a otras personas que están empezando y que podrían beneficiarse de tu ayuda. 

Estamos atrapados en una red ineludible de reciprocidad, atado a una sola prenda del destino.
— Martin Luther King, Jr.

 

 

KPH