Cómo y por qué leer más

Para ser un emprendedor o profesional exitoso, hay que dedicarle importante y valioso tiempo a incrementar la calidad y cantidad de libros que se leen. Aunque para muchos no es un hábito fácil de crear, te puede ayudar a expandir tu negocio, o hacer mejor tu trabajo. 

Algunos de los desafíos del hábito son la velocidad de lectura y tener mala comprensión o retentiva (no recordar o entender bien lo que se leyó), generando bastante frustración.

Aquí algunas recomendaciones para mejorar en ambos aspectos:

Leer más rápido

Daniel Ally, de la revista Entrepreneur recomienda llevar cursos de lectura rápida, buscar en internet algunos trucos para aprender a leer con velocidad y leer un libro que le ayudó mucho llamado Breakthrough Rapid Reading. Uno de sus método es utilizar su índice como guía, y ha podido hacer un incremento de 200 palabras por minuto a 1,000. 

No leer de principio a fin

La mayoría de las veces es innecesario leer un libro del principio al fin, ya que en el camino desperdicias mucho tiempo en contenido trivial y no aprovechas al máximo el contenido más importante o de más provecho. 

Los libros promedio tienen 2 ideas importantes, los buenos tienen dos o tres ideas importantes y los excelentes tienen entre tres y cinco. La mayoría de los libros son promedio y las ideas se podrían redactar en pocas páginas; sin embargo, venderían menos, por lo que deben agregarle mucho contenido extra para que sea más denso 

Dicho lo anterior, podríamos entonces leer por encima durante unos minutos las diferentes partes del libro para darnos una idea de cómo es la estructura del libro y así determinar qué partes son esenciales.

Ponerse límites de tiempo

Hay que decidir cuándo se va a leer para así asegurarse de que no hayan distracciones. Ejemplo: Decidir leer por cuatro horas para alcanzar de 200 - 300 páginas. La clave de esta recomendación es saber qué se le quiere sacar a cada libro que se va a leer. 

Hay que tener en cuenta que el tiempo fijado debe ser un periodo corto y continuo de concentración, ya que si lo que se fija es un mes para leer las mismas 200 - 300 paginas, entonces no se va a tener la disciplina necesaria. 

Leer el libro fácil primero

La idea con esto es agarrar confianza a la hora de leer. Los libros sencillos de 100 o 150 páginas sirven para agarrar ritmo y practicar velocidad; se pueden leer 2 de esos a la semana. Eventualmente, vas a ir agregando libros más grandes a la lista. 

Sólo leer los mejores libros

Antes de comenzar un libro, hay que decidir si vale la pena la leída, si va a solucionar alguno de tus problemas o va a ampliar tus conocimientos. Los primeros diez minutos de lectura te pueden dar una idea de si es un libro que te servirá. 

Otra cosa que se puede hacer es darles evaluaciones de 1-10, de esta manera si estas con poco tiempo y estas leyendo un libro que no es un 10, puedes ponerlo a un lado para después y leer los que tienen la evaluación más alta. Es importante tener una “lista de espera” de mas o menos 20 libros.

Como herramienta, Amazon ofrece vista previa de algunas páginas en libros seleccionados, permitiendo la lectura en línea de las primeras páginas de un libro y algunos segmentos internos, lo que puede facilitar la decisión final para hacer la compra y dedicarle el tiempo de lectura que merece. 

Los libros que no te leas, no te ayudarán
— Jim Rohn


KPH