Tips para el emprendedor consciente

Es muy fácil abrumarse por todo lo que deberías estar haciendo como emprendedor consciente; pero trabajar tanto no necesariamente significa ser productivo.

  • ¿Que tan efectiva es tu lista de “cosas por hacer”? 
  • ¿Estas haciendo las cosas adecuadas para avanzar, o las cosas que solamente te quitan tiempo?
  • ¿Estas ocupado con cosas irrelevantes o estas haciendo el trabajo que cambiará tu vida y la de otras personas?

Muchos emprendedores se salen del camino y olvidan el “por qué” comenzaron con la travesía en primer lugar. Sin embargo, para recuperar ese “alma” del negocio, hay 3 cosas que podés hacer:

1. Preguntarse “¿Por qué?”

Como dirían John Mackey y Raj Sisoda, una compañía existe para “servir a los intereses de los mayores stakeholders”. Entonces, ¿por qué le debe de importar mi negocio a otras personas aparte de mi?, ¿que impacto estoy generando a nivel de colaboradores, comunidad, clientes, y el mundo?

Hacer dinero haciendo el bien no es nada nuevo, pero podemos perder de vista ese propósito superior con el que se inició. Debemos preguntarnos con regularidad si estamos frente a la necesidad de una re-priorización del propósito. 

2.  Buscar el ganar/ ganar/ ganar

Bruce Schneider, PhD., ha demostrado que los líderes que son exitosos y a su vez conscientes, buscan con regularidad oportunidades donde todos ganen. Por lo tanto, hay que preguntarse quienes son las personas que están siendo impactadas con mi negocio y ponerse en sus zapatos, pensando en como se pueden sentir y el efecto dominó que pueden crear esos sentimientos. Hay que recordar siempre que las mejores ideas, son aquellas donde todos se pueden beneficiar. 

3.  Incorporar tus valores

La mayoría de los líderes conscientes no desperdician su energía y tiempo tratando de controlar y manipular a otros, sino que mas bien se convierten en un ejemplo activo, empoderan a los demás para que utilicen sus talentos, colaboran como otro más del equipo y crean relaciones y ambientes donde reina el apoyo mutuo. 

Se debe hacer una auto evaluación honesta y preguntarse ¿cuales son los valores que representa la compañía?, ¿cuales son los principios más importantes para los clientes?. 

No importa si se es un emprendedor de una empresa unipersonal, o una empresa con cientos de colaboradores, ya que lo que importa es saber que se está creando una cultura alrededor de ese negocio; y es por eso que la vida personal debe estar alineada con los valores principales que esa compañía quiere proyectar. El emprendedor es el activo más importante y debe nutrirse del propósito de su proyecto. 

 

Como millones de otras emprendedores, estás en una misión de crear un futuro inspirador, de servir a la comunidad y ser ese cambio que querés ver; así que hacerse estas preguntas de una manera periódica te puede ayudar a no perder el norte. 

 

KPH