Trabajadores 'mayores' son un gran activo

Actualmente, ser desempleado a partir de los 45 años puede ser muy frustrante ya que la mayoría de las empresas contratando personal no toman en cuenta al grupo demográfico desempleado cuya edad excede los 40 o 45 años de edad. Lo cierto es que aunque la expectativa y calidad de vida han mejorado con los años, las empresas no se han adaptado por completo y siguen presumiendo que la ‘vida útil laboral’ del trabajador va acabando después de la cuarta década.

Algunos mitos relacionados con la contratación de este segmento de personas son:

  • Les cuesta adaptarse a una nueva empresa

  • Mayor dificultad para aceptar órdenes

  • Resistencia al cambio

  • Desconocimiento tecnológico

La realidad es que las personas mayores de 45 años aportan valor a las empresas con su estabilidad, experiencia, madurez y diversos conocimientos y habilidades que los trabajadores más jóvenes todavía no han adquirido. Además, debido a los estigmas que enfrentan para ser contratados, son personas con muchas ganas de trabajar y de demostrar que lo pueden hacer igual de bien o inclusive mejor que las generaciones más jóvenes y que les quedan muchos años de energía para aportar en sus trabajos.

Según un estudio de PWC llamado ‘Golden Age Index’, si las naciones miembro de la OCDE aumentaran su tasa de participación laboral en personas entre las edades de 55-64 de un 60% a un 78% agregarían una riqueza de 3.5 millones de millones de dólares ($3,000,000,000,000) al PIB total en el largo plazo. Para un país como México, por ejemplo, el incremento significaría 52 mil millones de dólares en su PIB en el largo plazo. 

 
Screen Shot 2018-11-14 at 9.45.36 AM.png
 

Lo bueno es que el valor de este grupo demográfico en las organizaciones comienza a despertar interés. Empresas como Starbucks México hace un tiempo han empezado a tomar en cuenta al recurso humano de más edad y este año han abierto su primer tienda operada 100% por adultos mayores.

 
 

La consultora multinacional GFT con presencia en Costa Rica comunicó a medios en el 2017 que busca fortalecer su programa de diversidad e inclusión y lograr que un 2% de su población laboral sea adulta mayor. 

Por otro lado, en Colombia, este año se presentó en el congreso un proyecto de ley que pretende brindar beneficios tributarios a empresas que cuenten con al menos 5% de adultos mayores en su planilla. 

Las años productivos del trabajador han cambiado y los empleadores paulatinamente se van dando cuenta de los muchos beneficios y virtudes que unos cuantos años más en su fuerza laboral aportan al buen funcionamiento de sus empresas.