3 pasos para activar el máximo potencial de su empresa

¿Cuantos de nosotros nos levantamos cada mañana llenos de energía y motivación por el día que viene? Un estudio de Gallup nos dice que más del 70% de nosotros vamos a nuestros respectivos trabajos cada día sin motivación, cumpliendo con lo que toca para poder cobrar el cheque cada quincena. 

Por más triste que parece el dato, todavía empeora más; ¿qué sucede en una empresa, si el 70% de su gente va por inercia al trabajo; sin motivación real? Aun peor, ¿qué impacto cree usted que tiene esto en el colectivo social dentro de cada país? ¿cuales serán las implicaciones globales? 

Es fácil asumir que no estamos viviendo al máximo de nuestro potencial. Si nuestra vida se delega a los fines de semana, tenemos 40 - 60 horas semanales en las que bien podríamos estar en estado suspendido. Asimismo, podríamos decir que tampoco contamos con empresas que estén trabajando al máximo de su potencial. 

Hoy más que nunca antes, necesitamos tener una razón de existir, como personas y como empresas. Necesitamos conectar con algo más grande que las utilidades y más significativo que los objetivos cuatrimestrales. 

Aquí los 3 pasos para activar el máximo potencial de su empresa, eso que vive escondido en su esencia pero que lastimosamente parece estar lejos de salir al aire: 

1. DESCUBRA EL PROPÓSITO DE SU EMPRESA

La definición precisa del por qué existe su negocio, más allá de generar utilidades. Algo que inspire a todos los que son parte de la empresa a levantarse en las mañanas con emoción y define el norte de todo lo que su empresa haga en el futuro. El propósito NO es la misión, ni la visión, ni un grupo de valores emocionales… es la definición precisa e inmutable del legado que su empresa quiere crear. 

Si está interesado en conocer el proceso para descubrir el propósito de su empresa, puede contactarnos aquí:

2. ACTIVE EL PROPÓSITO A LO INTERNO

Las empresas que tienen un propósito superior claro, tienen que hacerlo realidad en todo lo que hacen. La activación interna es el primer paso por medio del cual permitimos que el propósito cobre vida y no sólo quede dibujado en las paredes de la oficina, como un concepto abstracto y meramente romántico. Este propósito superior se convierte en el norte de la empresa y debe establecerse como un vehículo por el que todas las personas de la organización se sienten empoderadas y pueden también canalizar sus propios propósitos personales de vida.

A lo interno, la forma como lideramos también cambia. Deben nacer más líderes y menos gerentes. Líderes que viven en servicio (una palabra que no se puede tomar a la ligera) del propósito de la organización y de las personas que hacen parte de esta. 

3. ACTIVE EL PROPÓSITO A LO EXTERNO

Finalmente, una empresa con propósito, que lo vive claramente en su cultura, tiene una tendencia a “sentirse” diferente desde afuera. Podemos pensar en empresas como WholeFoods, TOMS, SouthWest Airlines o Nutrivida. Son empresas cuya marca cambia, porque la interacción con el mundo cambia de forma positiva y porque la percepción del mercado se convierte en algo vivo y dinámico. Las marcas con propósito son puntos de encuentro para personas que piensan de forma similar y comparten valores similares. Permitir que esto suceda y conocer las mejores formas para hacerlo se convierte en la responsabilidad de las empresas con propósito.


Si quiere ser parte de este renacer en los negocios, únase a la Revolución del Propósito en www.RevolucionDelProposito.com y no se pierda nuestros eventos públicos, una forma de interactuar y aprender de la experiencia de otras empresas y expertos que quieren activar el máximo potencial de los negocios. 


Sebastian Falla