LET MY PEOPLE GO SURFING (DEJA A MI GENTE IR A SURFEAR) - YVON CHOUINARD

Cómo escalas una montaña es más importante que llegar a su cima
— Yvone Chouinard

Patagonia es una organización admirada en todo el mundo como una empresa altamente exitosa y claramente fundamentada en principios y valores que dibujan una filosofía de negocios única. La historia de su fundador, Yvon Chouinard, es la historia de una persona llena de vida y aventura que se convirtió en un gran empresario sin querer nunca serlo y que construyó su empresa sobre estos mismos sentimientos; no buscar un balance entre la vida y el trabajo sino aceptar que la única posibilidad de lograr el éxito personal y profesional es cuando ambos mundos se integran armoniosamente. El resultado es una cultura que en lugar de reflejar el éxito de Patagonia, lo explica. 

Autor

YVON.jpeg

Yvon Chouinard: Es un reconocido emprendedor multimillonario, fundador de Patagonia, ambientalista, alpinista. surfista, herrero, kayaker, entrenador de halcones, pescador tenkara y activista internacional. Es reconocido por su filosofía de negocio y por sus publicaciones sobre ética ambiental y las prácticas sostenibles con las que modela su negocio. 

En General

Yvon Chouinard es un emprendedor ejemplar, con una historia de vida, con la que inicia su libro, que está llena de sucesos emocionantes:

  • Con ancestros francocanadienses, Yvon nace en Lisbon, Maine y va a un colegio en el que sólo se habla francés. 
  • A los 6 años su familia se muda a Burbank, California. Tiene problemas con el lenguaje y se hace retraído. Su escape son las olas y la naturaleza de California. 
  • Aburrido con sus clases, se une al Club de Halconería de California y aprende a criar y entrenar halcones. 
  • Para encontrar halcones que viven en acantilados, aprende alpinismo y se enamora del deporte. 
  • Viaja con un grupo de amigos para aprender más sobre alpinismo y se da cuenta que la mayoría de las herramientas que está utilizando no son las adecuadas. 
  • La mayoría de herramientas son muy costosas, así que compra un horno de herrería y decide aprender a construir sus propias herramientas de alpinismo. 
  • El equipo de herrería es portable, así que decide viajar por Estados Unidos para disfrutar de su pasión mientras vende desde su carro las herramientas para alpinistas que construye con sus propias manos. 
  • En 1962 es arrestado en Arizona junto a un amigo bajo los cargos de “vagar sin dirección y sin modo aparente de ser productivo”, pasan 18 días en la cárcel. 
  • El ejercito lo llama para enlistarlo, trata de perder el examen médico al tomarse una botella entera de salsa soya para subir su presión arterial. No funciona, lo envían a Korea. 
  • En 1964 regresa a Burbank, California y empieza a hacer piezas de alpinismo de nuevo, esta vez desde un pequeño garaje y publica su primer catalogo de productos. 
  • Comienza a contratar amigos para que lo ayuden en su herrería, se asocia con una pareja de amigos y el negocio crece aceleradamente. 
  • Yvon toma vacaciones extendidas, algunas en Suramérica, para explorar montañas y otros lugares de alpinismo, pesca y surfing. Las vacaciones se tornan en un peregrinaje de 6 meses. 
  • En los 70’s, lo que era entonces la empresa Chouinard Equipment comenzó a vender ropa para alpinistas, así que deciden hacer una marca para esta línea, la cual llaman Patagonia
  • Problemas con la cadena de suministros comienza a debilitar el flujo de caja en la empresa. La presión afecta la relación de Yvon con sus socios y ellos se retiran. Chouinard y su esposa, ahora los únicos dueños, deciden contratar un Gerente General. 
  • En los 80’s las ventas aumentaron de $20 a $100 millones anuales, con una clara proyección a convertirse en una empresa de $1,000 millones anuales. Sin embargo, comenten muchos errores estratégicos, en cadena de suministro y en decisiones que los balanceaban entre convertirse en una empresa dirigida al mercado masivo o mantenerse como líderes de su nicho con la calidad que los caracterizaba. 
  • La crisis de 1991 toca a la puerta y por primera vez en su historia Patagonia debe despedir personas para reducir costos; 20% de la fuerza laboral (120 personas). 

Esta inspiradora historia de emprendimiento puro, persistencia, visión y una gran filosofía de vida lleva a Patagonia a su crisis más grande y probablemente el momento en el que se materializa toda la grandeza de Yvon Chouinard y su filosofía de negocio. 

Después de pasar por el gran dolor de despedir al 20% de su fuerza laboral, muchos de los cuales llevaban varios años en la empresa y consideraba personalmente como una gran familia, Yvon llevó a una docena de sus gerentes principales a Argentina en un retiro de varios días en las montañas de la Patagonia… la real. Todo con el objetivo de, entre la hermosa naturaleza que los rodeaba y perdidos entre largas caminatas en la montaña, preguntarse a sí mismos: “¿para qué existe la empresa Patagonia?”. 

En este retiro filosófico, Yvon Chouinard, su esposa y toda la mesa gerencial de Patagonia, demarcaron la filosofía que construiría el futuro de la empresa, los valores que definirían la forma de su crecimiento y los principios que jurarían proteger, sin importar las consecuencias.

Sabíamos que el crecimiento descontrolado había puesto en riesgo los valores que habían hecho que la empresa tuviera éxito hasta ahora. Estos valores no podían expresarse en un manual operativo que ofrece respuestas desgastadas. Necesitábamos crear guías filosóficas e inspiradoras para asegurarnos que siempre haríamos las preguntas correctas y encontraríamos las respuestas correctas.
— Yvone Chouinard

A partir de la definición de un propósito claro, Patagonia logró destilar una lista de filosofías que los guían en su camino, son accionables y mantienen vivo el espíritu de la organización sin importar el crecimiento y éxito que los ha caracterizado en todos los años desde el retiro filosófico en las montañas argentinas hasta ahora. 

La gran mayoría del libro se dedica a explicar estas filosofías y explorar el efecto que tienen en el día a día de la organización. Chouinard nos quizo presentar el alma de su empresa, la cual comunica detalladamente a cada empleado con la intención de brindarle algunos parámetros para medir su aporte a la organización, pero también para instruir sobre una manera de pensar que los empodera a tomar decisiones por cuenta propia, sabiendo que, mientras sigan la filosofía de la empresa, no requieren de un plan rígido u orden de algún jefe.

En toda empresa longeva, los métodos de conducir el negocio pueden cambiar constantemente, pero los valores, la cultura y las filosofías se mantienen.
— Yvone Chouinard

Por Último

Como co-fundador de Revolución del Propósito, la filosofía detrás de los negocios es una obsesión constante. Sin importar la variedad de estrategias en las que ayudamos a nuestros clientes; cultura, comunicación, innovación, estrategia comercial, desarrollo de marca, etc., siempre volvemos en un círculo perfecto a la necesidad de una filosofía clara en la organización; un propósito y un conjunto de valores que moldeen todas las acciones, preguntas y decisiones que toma la organización en el camino hacia su crecimiento. Sabemos que esta filosofía, esta esencia, este “¿para qué?” de cada negocio es la llave para accesar el máximo de su potencial y sin embargo, nos frustra ver a los líderes de algunas empresas que quieren seguir luchando contra las consecuencias de una organización sin filosofía, en lugar de dedicar el tiempo que se requiere para encontrarla. 

El caso de Yvon Chouinard me llena de emoción principalmente porque es un gran líder de negocio que se adelantó desproporcionadamente a su época. Pensó primero en la filosofía detrás de cada decisión y construyó una empresa que es admirada a nivel mundial, no solo por la calidad inigualable de sus productos sino también por el espíritu que la hace única. Es una de las organizaciones más responsables del mundo, con prácticas de sostenibilidad estratégica que se utilizan como caso de estudio en diferentes industrias y una cultura que lleva consigo todo lo que el mundo de los negocios necesita en el Siglo XXI. 

Para aquellos líderes que quieren inspirar y construir un legado que se respire en los valores de sus empresas, este es un modelo a seguir; irónicamente el ejemplo de un hombre de negocios que nunca quizo serlo. 

Para Expandir

Por el valor del propósito en la historia de Yvon Chouinard y su Patagonia, recomiendo expandir un poco más sobre el tema con el material que siempre presentamos en Revolución del Propósito, o con alguno de estos libros:

Start with WHY: Simon Sinek inspiró al mundo con su charla de TED y después llevó el concepto del WHY a diferentes dimensiones en este libro, lleno de mensajes inspiradores sobre el poder del propósito en las empresas y en los líderes que les dan vida. 

It’s Not What You Sell, It’s What You Stand For: Un amigo de Revolución del Propósito y experto internacional en el concepto, Roy Spence nos presenta excelentes casos de estudio y un análisis completo de las repercusiones del concepto de propósito en los negocios.

Lead with LUV: SouthWest Airlines es siempre un caso interesante cuando hablamos de cultura positiva. Aquí encontrarán la historía de otra empresa que pone su culutra y sus valores primero.

Capitalismo Consciente: Aunque muy en el lado romántico del concepto, es la historia de una empresa que basa también sus decisiones en la filosofía y el propósito que la define; WholeFoods. 

 


En Amazon