Ideas para mejorar el 'multitasking'

El mundo acelerado en el que vivimos cada vez exige más de nuestra atención. De hecho, podríamos afirmar que hoy en día nuestro activo más preciado es nuestra atención. Podremos invertir en algo mucho dinero o tiempo, pero el valor real se recibe cuando invertimos en ello atención. 

Desde una perspectiva más moderna, el dinero siempre podrá venir de alguna fuente propia o externa. Por otro lado, la tecnología cada vez multiplica más nuestro tiempo disponible; la automatización de tareas y la velocidad de la información libera mucho tiempo a los gerentes de hoy. Sin embargo, esa misma velocidad de la información y las implicaciones que esta tiene en nuestro desarrollo social, exigen más de nuestra atención. 

Multitasking por lo tanto, se ha convertido en una de esas “habilidades blandas” que todos querrán tener. De hecho, de alguna manera se ha convertido en algo que esperamos en las empresas de alto rendimiento. 

El problema es que esta habilidad blanda no es tan común y para aquellos que la tienen, puede llegar a ser usada de las formas equivocadas. Existen casos en la que nuestro activo más importante (la atención) debe ser invertido con cuidado y otras en la que nos damos más espacio para “diversificar”. Aquí algunos tips:

Acumular tareas

Hacer dos cosas rutinarias a la vez, te ahorrarán mucho tiempo. Aquellas cosas que no requieren de tu total concentración son las adecuadas para acumular y ejecutar de forma paralela. De esta forma, estarías “diversificando” la inversión de nuestra atención. 

Escuchar música mientras realizas trabajos

Hay estudios sobre el aprendizaje acelerado que demuestran que escuchar música de fondo ayuda a aprender más rápido. Ayuda también a la concentración, e interrumpe las distracciones externas. Para conocer más sobre ese tema, les recomendamos el libro The Mozart Effect.

NUNCA debes tener una conversación importante mientras haces ‘multitasking’

Cuando las conversaciones lo ameritan, dales tu atención directa. Si intentas hacer otra cosa al mismo tiempo, puedes dejar pasar detalles relevantes y se pierde la claridad del mensaje. Este representa probablemente uno de los tips más difíciles de seguir, especialmente en un mundo que nos bombardea con distractores, pero nada crea más conexión con otras personas que la atención directa e ininterrumpida. La gente, en esencia, quiere ser escuchada y sentir que se les da importancia, si inviertes en ellos tu atención directa, es posible que los retornos sean gigantescos hacia el futuro (especialmente en la creación de equipos de trabajo colaborativos). 

Deja todo y haz silencio

Veinte minutos al día para estar en silencio ayuda a que durante el día puedas absorber información de una manera más efectiva. Es una forma en que el cerebro tenga un espacio de descanso, cuando nuestros días son ajetreados y llenos de información. De hecho, es recomendado un tiempo de enfriamiento de 5 minutos por cada hora de intensa concentración mental. Esto ayuda a que tu cerebro se descontamine por un rato y sea posible mantener el máximo de rendimiento por tiempo más prolongado. Sólo este tip pueda multiplicar tu nivel de efectividad al largo plazo.

Manejar mientras aprendes

Manejar y hacer otras tareas es peligroso; sin embargo, algo que es útil y seguro es escuchar libros en audio, o las noticias para que el espacio de tiempo en el carro no se desperdicie, sino que se aproveche para enriquecer los conocimientos. Hoy en día también se han hecho cada vez más populares los podcasts, con programas de audio de entrevistas, humor, tecnología, negocios, etc. Te recomendamos buscar en iTunes tus temas favoritos. 

 

Estos son algunos consejos para ayudarte a manejar el ‘multitasking’. Si tienes otros consejos que compartir con Revolución del Propósito, lo puedes hacer en los comentarios abajo. 

 

KPH